Cerca de 80 millones de mexicanos tienen una cuenta de Facebook

Cerca de 80 millones de mexicanos tienen una cuenta de Facebook



En México, aproximadamente 80 millones de personas tienen acceso a Internet, y de ellos, 79 millones (99 por ciento) disponen de una cuenta en Facebook, plataforma digital que “sigue en la preferencia de los usuarios de todo el mundo”, afirmó Luis Ángel Hurtado Razo, académico de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la UNAM.

No es fácil acabar con el hábito digital más común en el planeta: acceder a esta red social masiva; por el contrario el número de usuarios ha crecido de manera importante y lo seguirá haciendo. A sus 16 años de vida, cumplidos este 4 de febrero, Facebook cuenta con alrededor de dos mil 300 millones de usuarios en el orbe, cifra similar a la totalidad de la población en China, dijo.

Este tipo de redes fueron desarrolladas para que hubiera conectividad entre individuos, recordó Rolando Díaz Loving, investigador de la Facultad de Psicología (FP), pero han tenido efectos adicionales, como el tiempo que los usuarios les dedican, y que podría conducirlos a una adicción cibernética.

Según un estudio realizado en Nuevo León, en el que participó Díaz Loving, quienes utilizan más tiempo estos espacios virtuales podrían presentar problemas de ansiedad debido a la neurosis, o adicciones como tabaquismo y alcoholismo.

Las noticias falsas, un reto

De acuerdo con otro estudio, pero nacional: “¿Cómo usan los mexicanos las redes sociales?”, coordinado por Hurtado Razo, uno de los puntos trascendentes en esta red social son las fake news. “La desinformación está presente a todo lo que da: de cada 100 usuarios, 90 dijeron haber recibido al menos una vez una noticia falsa”.

Si hablamos de 80 millones de usuarios en el país, entonces por lo menos 70 millones han recibido información falsa a través de esta plataforma, una cifra alarmante, pues la desinformación está modificando también los hábitos de los mexicanos y conduciéndonos a la polarización, detalló.

 

 

Fuente: UNAM