España, contrarreloj frente a los “peores” días de la pandemia

España, contrarreloj frente a los “peores” días de la pandemia



“Vienen días peores”, dijo la semana pasada el ministro de Sanidad español, Salvador Illa. Una declaración fuerte, pero real. España superó las dos mil muertes por coronavirus (COVID-19) y los 35 mil casos confirmados de la enfermedad. Ahora, no queda opción. El gobierno sabe que debe frenar a toda costa el incremento del número de contagios.

España es el segundo país del continente europeo con más casos registrados y el cuarto lugar en todo el mundo con contagios de coronavirus, sólo detrás de China, Italia y Estados Unidos. La sorpresa va más allá de la cifra y preocupa por la velocidad con que se ha propagado la pandemia en el país. El crecimiento es exponencial.

Según cifras del periódico El País, la primera semana los casos evolucionaron de dos a 100; los siete días siguientes, el número de contagios llegó a los mil y, en los cuatro días posteriores, rebasaron los cuatro mil. La curva continúa en crecimiento a paso veloz y a 25 días del comienzo del brote, la velocidad de propagación para llegar a los 35 mil fue mucho mayor a la registrada en Italia y Corea del Sur.

La cura para España a estas alturas no es tan relevante como ganar tiempo para encontrarla. El presidente del gobierno, Pedro Sánchez, ya decretó “estado de alarma” y ha puesto en marcha todos los recursos posibles para, primero, frenar el incremento en la curva de infectados; segundo, doblegar dicha curva; y, tercero, erradicar.

Los ciudadanos de Madrid, capital de España, han comentado a Notimex que tienen la fe puesta en una fecha clave para definir si los esfuerzos del gobierno y la población han tenido resultados: el 15 de abril. Para ese entonces supuestamente tendría que detenerse el crecimiento exponencial y registrarse cada vez menos casos por día en todo el país.

¿Qué debe pasar para llegar al final de la pandemia y su propagación en España? Días posteriores a las declaraciones de Illa, Pedro Sánchez lo dijo mejor que nadie, enfrentar los “días críticos” y salir victoriosos de ellos. El gobierno reconoce que el momento en que su capacidad quedará puesta a prueba está por llegar.

 

 

 

Fuente: 
NTX/I/DFG/JGM