30 Minutos de Terror

30 Minutos de Terror

Por: ALFREDO NAVA CISNEROS

El miedo y las precauciones a infectarse por COVID-19 durante casi dos meses, en todo Nuevo León, sorprendió y superó en varios municipios, tan sólo con media hora de tierra, viento y lluvia.

La apacible tarde soleada, que poco a poco fue nublándose, dejó al área metropolitana, sorprendida.

Se habían pronosticado en las televisoras lluvias y viento fuerte, algo común y esperado, en un mes, conocido como llovedor.

La sorpresa,fue la furia de los vientos en la tranquila tarde de viernes, y a los habitantes de varios municipios metropolitanos como Apodaca, Juárez, Cadereyta y Monterrey, "se les cobró una factura", que ni sabían debían.

Vehículos pesados sin carga y cargados fueron lanzados por el fuerte viento hacia un costado, una mujer que cumplía su trabajo como guardia privada, fue levantada en vilo, cuál una hoja de árbol, y su cuerpo estrellado contra un anuncio panorámico, ella, murió.

En la carretera a Saltillo vía Monterrey, la naturaleza hizo de las suyas, dañando igual, vehículos ligeros ó pesados, fue caótico.

En Monterrey, una marquesina se derrumbó, y cayó sobre las anatomías de seis personas, que se guarnecían de la lluvia.

En el municipio de Juárez, Nuevo León, la caprichosa naturaleza, también hizo de las suyas, esto fue en una tarde, atípica de viernes, en donde por momentos, se olvidó la gente del virus.

De Cadereyta, se reportó una persona fallecida, y después de la tormenta llegó la calma, sin luz en los hogares y con árboles caídos, más lo que se acumule.