Salud

Problemas emocionales los dejan fuera del salón



En México, cada año cerca de 600,000 jóvenes dejan los estudios en el nivel medio superior. 

Aunque la presión económica representa el principal factor de abandono, la subsecretaria de Educación Media Superior de la Secretaria de Educación Pública, Sylvia Ortega Salazar, señaló que las adversidades académicas y emocionales impactan en la formación de los estudiantes.

´´Señalan cosas como: reprobé cinco materias y ya no me puede inscribir, la maestra me puso mala cara, no voy a poder con matemáticas, me van a volver a reprobar y ya no estoy dispuesto, el inglés no se me da entonces no voy a perder mi tiempo. Ésos son los factores que hacen a una persona con muy baja autoestima y bajo sentido de autoeficacia. Hay factores emocionales detrás de esa mala decisión´´, aseguró la subsecretaria de la SEP durante su conferencia Proyecto educativo para el nivel medio superior en México.

En los últimos 20 años, la oportunidad de ingresar a la preparatoria se ha incrementado en más del doble. Mientras que en 1990 sólo el 34% de los estudiantes tenían acceso a la educación media superior, al 2018 la cifra alcanzó el 84% de los jóvenes mexicanos de todos los niveles socioeconómicos.

Sin embargo, el abandono escolar y los problemas de exclusión de jóvenes en situación de pobreza, con discapacidad, indígenas y habitantes rurales son adversidades que enfrenta la educación en México.

´´En el periodo de edad de 15 a 17 años las personas tomamos decisiones muy importantes que marcan nuestra vida al futuro. Si dejaron de estudiar, primera tragedia", enfatizó la funcionaria federal.

De acuerdo a estadísticas proporcionadas por la subsecretaria, durante el Foro Trascender más allá del aula: el reto de la Universidad, organizado por la Universidad Autónoma de Nuevo León, el 22% de los jóvenes de 18 a 20 años de edad estudian en la universidad y trabajan. 

Mientras que el 18% sólo trabaja después de terminar el bachillerato y el 12% está sin actividad.

En promedio, los jóvenes que trabajan tras concluir el bachillerato,  perciben apenas una cantidad superior al salario mínimo. Los empleos que obtienen son en microempresas; apenas el 3% del total logra conseguir un empleo en grandes organizaciones

 

 

 

Información: El Horizonte
Fotografía: Redes



Autor: Staff Ahora noticias