Universitarios

55 años de sindicalismo en la UANL



El 5 de febrero de 1964 se conformó el Sindicato de Trabajadores de la Universidad Autónoma de Nuevo León

El Sindicato de Trabajadores de la Universidad de Nuevo León (STUANL), a lo largo de su trayectoria ininterrumpida, ha marcado pautas sustanciales para el desarrollo de otras agrupaciones sindicales.

A 55 años de distancia y con más de 15 mil agremiados, el STUANL dirige sus esfuerzos para impulsar los beneficios de los trabajadores.

Entre sus conquistas están prestaciones enfocadas en mejorar la calidad laboral y vida diaria de sindicalizados y sus familias; ejemplo de ello son: la entrega de juguetes, útiles escolares, uniformes, becas, cursos, libros, canastas maternales, bonos de despensa y de guardería, primas vacacionales, créditos para casa-habitación, pensiones, entre otros.

 

Su origen

Hacia noviembre de 1963 profesores de la entonces Universidad de Nuevo León solicitaron ante el Gobernador, Eduardo Livas Villarreal, una retribución por aguinaldo a finales de año para la planta docente. Ante dicha demanda, el Ejecutivo Estatal se mostró positivo, pero en ese momento no ofreció una respuesta definitiva.

Al finalizar el mes, Livas Villarreal no pudo otorgar la gratificación debido a la imposibilidad del Gobierno de liberar recursos económicos. Esta única petición se convirtió en el semillero que ha permitido la obtención de más de 200 cláusulas en el Contrato Colectivo, que actualmente representan la seguridad para los trabajadores y sus familias.

Ante la imposibilidad del Gobernador, el grupo magisterial emprendió acciones que terminaron con la constitución del Sindicato de Trabajadores de la Universidad de Nuevo León el 5 de febrero de 1964, durante la Asamblea Constituyente.

Ese día asistieron 64 delegados, representando solamente al profesorado, sin embargo, poco después se desplegó la invitación al personal administrativo; esto marcó la diferencia y lo convirtió en pionero a nivel nacional, al integrar maestros y administrativos en una sola agrupación sindical. De esta manera, inició actividades con aproximadamente mil 200 afiliados.

 

Conquistas en prestaciones y derechos

Durante el primer año, el doctor Ángel Martínez Maldonado fungió como primer Secretario General dentro del Comité Ejecutivo Provisional, que se dio a la tarea de sentar las bases que hasta la fecha sostienen a la organización. Se encargaron de la creación de los estatutos y reglamentos; la obtención del registro legal, que se alcanzó al siguiente año; y la firma del Primer Convenio Colectivo.

Con el Primer Convenio se consolidaron prestaciones y derechos de los trabajadores, que perduran hasta la actualidad y representan un soporte fundamental; como el servicio médico autónomo, que a la fecha atiende a gran cantidad de derechohabientes, entre trabajadores y sus familias, al que se le suma la clínica médica propia y las extensiones de ésta, en Unidad Mederos y Ciudad Universitaria.

Con la intención de proteger al máximo los derechos de los trabajadores, se dieron a la tarea de emprender una tarea monumental: el Fondo de Pensiones y Jubilaciones, con características únicas en el país y ejemplo para otras universidades, por ofrecer sustento y tranquilidad económica.

*Investigadoras del Centro de Documentación y Archivo Histórico de la UANL y coautoras del libro STUANL. Medio siglo de historia sindical.
 



Autor: Staff Ahora noticias