Universitarios

Jóvenes, más que bono demográfico, un pagaré difícil de cobrar: Pérez Islas



De los 39 millones de jóvenes de 12 a 29 años que hay en México, el 44.3 por ciento vive en situación de pobreza y 60 por ciento tiene empleos informales y precarios, por lo que “el bono demográfico que representaban para el país, se está convirtiendo en un pagaré difícil de cobrar”, afirmó José Antonio Pérez Islas, coordinador del Seminario de Investigación en Juventud, durante la inauguración del Congreso “Jóvenes en movimiento, realidades, acciones y proyecciones”, encabezada por el rector de la UNAM, Enrique Graue.

Al inaugurar el encuentro, el secretario de Desarrollo Institucional, Alberto Ken Oyama, coincidió en que este sector enfrenta un mundo con contradicciones y paradojas, en el que coexisten las más pronunciadas brechas de inequidad y desigualdad con los más avanzados desarrollos tecnológicos; en donde los más altos índices de inseguridad y violencia conviven con los mayores avances en las ciencias y las humanidades.

“La juventud tiene en las universidades un espacio único para la gestación de su libertad, que sólo se obtiene por el camino del conocimiento. Éste es un ámbito civilizador por excelencia, en el que se da su formación ciudadana enmarcada en la ética, el compromiso y la responsabilidad para la construcción de una sociedad justa, democrática y con la equidad que todos anhelamos”, destacó.

En ese sentido, agregó, la UNAM atiende a más de 350 mil jóvenes para que, aunado a sus conocimientos, adquieran y cultiven valores que les permitan encarar de manera sana su entorno, que privilegien el diálogo y la razón, la actitud propositiva y creativa, así como la pluralidad y la diversidad como condiciones irrenunciables para su convivencia



Autor: Staff Ahora noticias